¿Quieres estar al día con las noticias de Cibernos LATAM?

Noticias Cibernos LATAM
 

Qué medidas de seguridad de control de acceso debo tener en mi empresa

Controlar el acceso a la información de nuestra empresa es un primer paso importante para protegerla. Es fundamental que podamos decidir quién tiene permiso para acceder a los recursos informativos, así como el momento y la finalidad.

Sin embargo, ¿sabes qué aspectos debes tener en cuenta en el control de accesos? ¿Cómo saber quién, cómo y cuándo se accede a los activos de información de la compañía? ¿Tienes dificultades para registrar dichos accesos correctamente?

No te preocupes, en este artículo, compartiremos contigo las medidas de seguridad en el control de acceso que debes tener en cuenta.

 

8 medidas de seguridad de control de acceso para empresas

El objetivo final es controlar quién, cómo y cuándo se puede acceder a los recursos informativos de la empresa, así como registrar correctamente estos accesos. Las medidas para conseguirlo son las siguientes:

  1. Define las personas o grupos que tendrán acceso a cada tipo de información. Por ejemplo, se puede clasificar en función del departamento al que pertenezca el trabajador, el tipo de datos a los que accederá o las operaciones permitidas sobre esa información.
  2. Asigna permisos para establecer las acciones que puede realizar cada usuario sobre la información a la que tiene acceso: edición, copia, lectura, borrado, etc. En general, siempre se dará el mínimo privilegio en el establecimiento de los permisos.
  3. Gestiona correctamente la creación, modificación y borrado de las cuentas de acceso. Al mismo tiempo, debes indicar quién debe autorizarlo, las acciones permitidas, etc. Detalla los datos identificativos de las cuentas y entrega las credenciales de acceso correspondientes de forma confidencial. 
  4. Protege las cuentas de administración. Al ser aquellas que pueden permitir cualquier acción sobre los sistemas que administran deben ser gestionadas con mucha cautela. Te recomendamos usarlos solo para hacer tareas que requieran permisos de administración, registrar de manera conveniente todas las acciones y someterlas a auditorías periódicas.
  5. Utiliza mecanismos de autenticación apropiados. Permitirán el acceso a los recursos empresariales, un punto clave en el que debes de tener en cuenta: los mecanismos de autenticación internos o basados en terceros (federación de identidades), la tecnología que vas a utilizar (autenticación en web, servicios de directorio, etc.) y los factores de los mecanismos de autenticación (contraseñas, técnicas biométricas, etc.).
  6. Registro de acontecimientos. Establece los requisitos necesarios para registrar todos los acontecimientos relevantes en el manejo de los datos de la organización. En este proceso, debe registrarse quién, cuándo y cómo se accede a ellos.
  7. Revisa los permisos concedidos de forma periódica. Revoca y elimina permisos o cuentas cuando sea necesario. Por ejemplo, al terminar el contrato con un empleado. En este caso, es conveniente eliminar su cuenta de correo, de acceso a los servicios y aplicaciones, etc.
  8. Garantiza la seguridad proactiva. Recibe notificaciones y alertas basadas en las acciones de acceso de los usuarios de la empresa. Para ello, puedes automatizar medidas de seguridad configurables, previniendo los ataques DDoS.

Por último, invierte en una solución de gestión de identidades y accesos que reúna todas estas medidas. Es conveniente gestionar las identidades y autenticaciones con un sistema especializado que tiene en cuenta la implantación de medidas adicionales de autenticación. Es una herramienta muy útil sobre todo para las empresas que usan herramientas corporativas desde accesos remotos para realizar distintos trabajos.

Estas medidas de seguridad de control de acceso también te ayudarán a cumplir con la política de seguridad en lo relativo al control de acceso.

 

Fíjate en la ubicación de los sistemas y aplicaciones utilizadas 

Las aplicaciones, dispositivos o sistemas que utilizas para acceder a la información no tienen por qué estar ubicados de forma centralizada en las instalaciones de la empresa. Es más, pueden estar dispersos en redes remotas o en equipos. Si a esto añadimos la habitualidad con que los empleados utilizan dispositivos móviles propios para realizar su trabajo, el control de acceso se vuelve una tarea más compleja.

 

Establece el principio de mínimo privilegio

El control establecido sobre la información es clave para prevenir situaciones de fugas de información, borrado de datos, espionaje por parte de otra compañía u otras acciones que ponen en riesgo el negocio. Por ello, queremos recordarte la importancia de establecer el principio de mínimo privilegio con el que cada persona o grupo tendrá asignado los permisos mínimos y necesarios para desarrollar su actividad.

Es una filosofía de seguridad informática que se basa en la idea de que cada usuario, programa y proceso debe tener el nivel más bajo de privilegios posible para realizar su trabajo. Esto significa que los usuarios no deben tener acceso a funciones y datos que no necesitan. Este principio ayuda a reducir el riesgo de que los atacantes puedan comprometer un sistema al limitar el alcance de los daños que pueden causar.

Ten presente que no todos los empleados necesitan acceder al mismo tipo de información para realizar su trabajo. Por eso, el principio del mínimo privilegio te ayudará a mantener protegida tu información. Recuerda que las medidas de seguridad de control de acceso establecidas en tu empresa deben recogerse en la política de seguridad de la misma. 

¿Quieres conocer más detalles de los sistemas de gestión de accesos e identidades? Solicita información y descubre cómo gestionar identidades y autenticaciones de forma rápida, sencilla y segura.

Sobre el autor: WBSgo

WBSgo

Dejar un comentario

Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento
ebook teletrabajo volumen II
ebook teletrabajo VOL I